OUR BLOG

Romina Ibiza Villas

5 cosas que debe saber antes de firmar un contrato de alquiler en Ibiza

Alquilar una propiedad en un país extranjero donde apena habla el idioma nacional es un auténtico reto. ¡Pero en Romina Ibiza Villas, queremos ayudarle! Estas son las 5 cosas que debería saber sobre los alquileres en Ibiza.

1 – Sea realista con el presupuesto
Al igual que en otros destinos turísticos populares el mercado inmobiliario ibicenco está candente. Con muchas propiedades destinadas al alquiler turístico las destinadas a un alquiler a largo plazo son muy escasas. La demanda es mucho mayor que la oferta, y esos hace subir los precios. Así que sea realista sobre su presupuesto cuando busque alquileres – sea realista en cuánto puede valer vivir en un área muy popular.

2 – Considere los costes extra
Si los recibos no están incluidos en el alquiler, considere las facturas de servicios extra que se sumarán a los costes mensuales. En Ibiza hace mucho frío en invierno y el alto grado de humedad hace que la calefacción sea algo fundamental para evitar la humedad. Al contrario, las altas temperaturas del verano le obligarán a usar el aire acondicionado casi todo el tiempo. Sabiendo a cuánto sale la factura de la luz tendrá menos problemas después. Otros costes ocultos que deberá tener en cuenta son los de la comunidad de vecinos – esos costes incluyen el mantenimiento del jardín común, la piscina, etc.

3 – El momento correcto es la clave
¡Entre los alquileres turísticos y los alquileres de temporada es difícil encontrar un alquiler a largo plazo bueno, pero no es imposible! Se trata de encontrar el momento correcto, como Ibiza es una isla de temporada deberá evitar la temporada estival, muy ajetreada, y planificar su llegada para los meses más tranquilos (de noviembre a enero). Chequee nuestras otras publicaciones El mejor momento del año para buscar alquiler para la información detallada.

4 – Tenga todo por escrito
Uno de los errores más comunes que vemos aquí, en Ibiza, es no tener por escrito los acuerdos. ¡Un acuerdo verbal no es nunca tan bueno como uno escrito! Por interés de ambas partes, el inquilino y el arrendador, los acuerdos de alquiler deben estar en formato escrito.

5 – Duración del contrato
Como arrendador e inquilino, puede acordar libremente la duración de un contrato de alquiler. La mayor parte de los contratos tienen una duración de 1 año. En ese caso, el contrato de alquiler se renovará cada año hasta llegar a un periodo de tres años. Después de tres años el arrendador puede finalizar la duración del contrato de alquiler.