OUR BLOG

Romina Ibiza Villas

Cómo preparar su propiedad en venta en Ibiza

¿Le gustaría vender su propiedad ibicenca, pero no sabe por dónde empezar? En este artículo del blog le ofrecemos 5 consejos para sacar el máximo partido a su propiedad en venta en Ibiza.

1. Organice su propiedad en venta en Ibiza

La preparación o “puesta en escena” de su casa para la visita de los posibles compradores es muy importante. Esto no solo asegurará que su propiedad se venda con mayor rapidez, sino que además podría incrementar su valor en miles de euros. Asegúrese de que su propiedad está lista para los compradores retirando todas sus cosas personales para que puedan imaginarse viviendo allí.

2. Asegúrese de que su propiedad en venta en Ibiza está limpia y ordenada

Si desea poner su propiedad en el mercado, es importante limpiarla. Y no nos estamos refiriendo a una limpieza rápida, es necesaria una limpieza en profundidad en la que se preste atención a cada detalle. Asegúrese de contratar a profesionales para que su propiedad tenga un aspecto impoluto.

3. Reparar y restaurar su propiedad en venta en Ibiza

No solo es importante que su casa esté limpia y ordenada, también debe asegurarse de arreglar cualquier problema inoportuno que tuviera que haber sido reparado hace ya algún tiempo. Revise su casa desde la perspectiva del comprador y piense en los detalles que le impresionarían o consternarían si estuviera en su posición. Después, ocúpese de esos detalles de inmediato.

4. Haga que su propiedad en venta en Ibiza sea luminosa

A la gente le gustan las casas luminosas, por lo que disponer de mucha luz natural es un punto de venta adicional. Afortunadamente, su propiedad está situada en la soleada Ibiza, de modo que lo único que necesitará hacer es aumentar la espléndida luz natural que entra por sus ventanas.

5. Preocúpese del exterior tanto como del interior

No se olvide del espacio exterior. Asegúrese de que su propiedad en venta en Ibiza resulte atrayente tanto en el exterior como en el interior. Los posibles compradores necesitan sentirse bienvenidos desde el momento en que entran por la puerta principal, hasta cuando deambulan por el jardín y por el resto de la propiedad.

(Photo: Shutterstock)